Tengo que confesar que estoy enganchado con la serie “Juego de Tronos” o “Game of Thrones”, emitida desde el año 2011 por la cadena americana HBO.  Parte del éxito de esta serie, que acaba de terminar su segunda temporada, se debe al acierto de haber nombrado al autor de la novela original, George R. Martin, como coproductor ejecutivo junto a los guionistas David Benioff y D. B. Weiss.  La otra parte del éxito de esta interesante saga, te la explicaré a continuación:

A un costo de sesenta millones de dólares, la primera temporada alcanzó record de audiencia en el horario estelar.  Sin duda, ayuda mucho el cuidado de los detalles para escoger las locaciones y los actores correctos.  Pero el secreto para la gran acogida en el público, fue la importancia que se le dio al lenguaje y como éste es transmitido a los televidentes.

Para evidenciar este hecho, es preciso mencionar que por un lado, se contrató al “Language Creation Society” para crear el idioma dothraki, con su propio vocabulario y estructura gramatical, que es utilizado por las “tribus salvajes” que acogieron a los hermanos de la dinastía Targaryan.  Por otra parte, se crea una atmósfera que coloca al espectador en un mundo fantástico, en donde la magia y las criaturas míticas son utilizadas con fina sutileza.

De lo poco que he investigado acerca del desarrollo del lenguaje, estoy convencido que el dominio de las formas de comunicación verbal y no verbal, es la clave del éxito de las personas.  Si no, recordemos que quienes han hecho “historia” son aquellos que han influido a otros gracias a su habilidad para transmitir un mensaje de la manera correcta.  Tal es el caso de líderes modernos como Marthin Luther King, Mahatma Gandhi o la madre Teresa de Calcuta.

Por estos motivos, esperaré ansioso la tercera temporada de “Juego de Tronos” para conocer más los aspectos de comunicación que pasarían desapercibidos para un espectador no entrenado.  Si tú estás en la misma línea de pensamiento y  también disfrutas con las películas épicas, te invito a dejar un comentario más abajo.  Muchas gracias!